Eres o no adicto a tu teléfono inteligente. Una encuesta del Newyorker

La adicción al teléfono inteligente no es una broma, y existe una manera científica para medirla. Un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Iowa ha identificado algunos de los aspectos centrales de la “nomofobia” – que quiere decir,  fobia a estar “sin teléfono inteligente”- con una práctica encuesta de 20 preguntas que mide la dependencia al teléfono inteligente.

-Huffington Post.

Por favor, tome un momento para determinar si cada una de las siguientes afirmaciones se aplica a usted:

1.- Le he dado un nombre a mi teléfono inteligente.

2- Sé lo que significa nomofobia y uso el término coloquialmente.

3.- Nunca salgo de casa sin un cable de alimentación, un cable de alimentación de repuesto, una copia de “Steve Jobs”, de Walter Isaacson, y una copia de seguridad de “Steve Jobs”, de Walter Isaacson.

4.- Mi teléfono inteligente me ha dado un nombre.

5.- Si paso más de una hora sin tomar una selfie, se me olvida de qué tengo cara.

6.- Cuando olvido en casa mi teléfono inteligente, me pongo en posición fetal y lloro.

7.- Sólo uso el “modo avión” si estoy realmente en un avión (Se le llama integridad).

8.- A veces siento una falsa vibración cuando mi teléfono no está en mi bolsillo. A veces siento una falsa vibración cuando mi teléfono está en mi bolsillo. !Por el amor de Dios, alguien, que las vibraciones paren!

9.- Cuando tecleo mal algo, apachurro mis dedos con la puerta para que aprendan a no avergonzarme delante de mi teléfono inteligente.

10.- Si alguien no usa la palabra “hashtag” para aclarar un tema de conversación me siento desorientado.

11.- Si mi madre y mi teléfono inteligente colgaran de un acantilado y sólo pudiera salvar a uno, sería una pregunta con trampa, porque mi teléfono inteligente es mi madre. No he hablado con mi madre biológica en años.

12.- Me siento incómodo si han transcurrido varios minutos desde la última vez que besé mi teléfono inteligente.

    • Cuando asisto a funerales, me refiero a los fallecidos como “habiendo quedado sin batería” Cuando eso molesta a los demás dolientes, les digo que “Aumenten su brillantez”.

14.- Cuando escucho el “ping” de un nuevo mensaje de texto, me orino.

15.- Tengo roto un brazo y le pedí al médico que me pusiera un podcast. Mi médico no se rió. Yo tampoco. Mi brazo ahora se dobla incorrectamente y sufro un dolor inmenso constantemente.

16.- Tengo dificultad para mantener el contacto visual durante las relaciones sexuales con mi teléfono inteligente.

17.- Con frecuencia hablo de mi dependencia al teléfono inteligente con mi terapeuta, que se llama Siri.

18.- Me he casado legalmente con mi teléfono inteligente en una pequeña ceremonia con mi familia cercana, unos pocos amigos íntimos y un rabino reconstruccionista. Bebimos Sancerre y comimos pastel de coco y bailamos Carole King. A media noche, dejamos libres docenas de linternas chinas en el cielo, como una constelación, sólo para nosotros. Fue mágico.

19.- Me preocupa que ya no siento dolor físico.

20.- Actualmente estoy leyendo este cuestionario en mi teléfono inteligente; que nunca dejará de amarme.

Versión original:

How Smartphone-Dependent Are You? A Quiz

de Ethan Kuperberg, publicada el 4 de Junio de 2015.

Traducción del inglés por Alejandro Labonne

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Propulsé par WordPress.com.

Retour en haut ↑

%d blogueurs aiment cette page :