10 Razones por las que Internet no es un sustituto de las bibliotecas

 

A pesar de la demanda pública, la idea que el Internet hace a las bibliotecas innecesarias persiste entre algunos.

Leer, dice el gran ensayista Inglés Matthew Arnold, “es cultura”. Dado los resultados de las pruebas de lectura entre niños en edad escolar a través del país, no sorprende encontrar que tanto nuestro país como nuestra cultura estén en problemas. Además, la prisa por internetizar todas las escuelas, en especial la primaria, se suma a esta espiral descendente. Si no fuera por los libros de Harry Potter se podría perder toda esperanza. Entonces, de repente, uno se da  cuenta de que las bibliotecas realmente están en problemas, en grave peligro, cuando importantes funcionarios de educación superior opinan : “¿No sabes que el Internet ha hecho obsoletas las bibliotecas ?” Gadzooks! como Harry, él mismo, podría decir.

En un esfuerzo por salvar nuestra cultura, actúa en favor de la lectura, y, sobre todo, corrige las nociones bien intencionadas pero terriblemente equivocadas acerca de lo que se está convirtiendo en una Utopía Internet entre muchos non-bibliotecarios, administradores y contadores de centavos.

He aquí hay 10 razones por las que Internet no es un sustituto de una biblioteca.

1. No todo está en Internet

Con miles de millones de páginas web, no se puede, a simple vista, afirmar, sin embargo, una cantidad considerable de materiales de fondo no se encuentra de forma gratuita en Internet. Por ejemplo, sólo el 8% de todas las revistas se encuentran en el web, y una fracción aún más pequeña de libros está ahí. Ambos son costosos! Si desea que el Diario de Bioquímica, Física Hoy, Revista de Historia de América, se tiene que pagar, y por una suma de cientos de miles de dólares.

2. La aguja (su búsqueda) en el pajar (el web)

El Internet es como una gran biblioteca sin catalogar. Ya sea que esté usando Google o cualquiera de una docena de otros motores de búsqueda o meta-buscadores, no se está buscando en todo el Web. Los sitios prometen a menudo buscar en todo, pero no pueden hacerlo. Por otra parte, sus búsquedas no se actualizan diaria, semanal o incluso mensualmente, a pesar de lo que se anuncia. Si un bibliotecario te dijera: “Aquí hay 10 artículos sobre los nativos americanos. Tenemos otras 40, pero no vamos a dejar que los veas, ahora no, todavía no, no hasta que se haya probado una nueva búsqueda en otra biblioteca, ”, te indignarias. El Internet lo hace de forma rutinaria y a nadie parece importarle.

3. El control de calidad no existe

Sí, necesitamos el Internet, pero, a parte de toda la información científica, médica, e histórica (cuando exacta), también existe un pozo negro de residuos. Cuando los jóvenes no están recibiendo su educación sexual fuera de los sitios con calificación XXX, están aprendiendo sobre la política en la página Web Freeman, o sobre las relaciones raciales a partir los sitios del Klan. No hay control de calidad en el web, y es poco probable que lo haya algun dia. A diferencia de las bibliotecas, donde la publicaciones banas son rara vez, o nunca, colectadas, la vanidad es a menudo lo que impulsa el Internet. Cualquier tonto puede poner cualquier cosa en la web, y, a en favor de lo que estoy diciendo, todos lo han hecho.

4 Lo que usted no sabe realmente te hace daño.

El gran beneficio de las bibliotecas ha sido la digitalización de las revistas. Pero los sitios de texto completo, mientras que importantes, no están siempre completos. Lo que usted no sabe puede hacerle daño : artículos sen los sitios web a menudo pierden algo, entre otras cosas, las notas de pie de página; las tablas, gráficas y fórmulas no aparecen a menudo en forma legible (especialmente cuando impresas); y títulos de revistas en un paquete digitalizado cambian regularmente, sin previo aviso. Una biblioteca puede comenzar con un número X de revistas en septiembre y terminar con número Y en mayo. El problema es que esos títulos no son los mismos de septiembre a mayo. Aunque la biblioteca puede haber pagado $ 100.000 para el acceso, es rara vez notificada de cualquier cambio. No cambiaría el acceso a revistas digitalizadas para nada en el mundo, pero su uso debe ser racional, planificado, y medido y no en una completa, total y exclusiva dependencia.

5. Los Estados pueden comprar un libro y distribuirlo a todas las bibliotecas y el Web NO!

Sí, y podríamos tener una escuela secundaria nacional, una universidad nacional, y un pequeño grupo de profesores enseñando a todo el mundo sobre el vídeo streaming. Vamos a dar un paso más allá y tener equipos de futbol digitalizados para ahorrarnos los costos! (ok, lo sé, he insultado la religión nacional). De 1970 a 2001 alrededor de 50.000 títulos académicos se han publicado. De estos 1,5 millones de títulos, menos de un par de miles están disponibles. ¿Lo qué se encuentra en el Internet son cerca de 20.000 títulos publicados antes de 1925. ¿Por qué? No hay restricciones de copyright lo que hace que los precios se disparen dos o tres veces su costo de impresión. Por último, los proveedores que entregan los libros electrónicos permiten sólo una copia digitalizada por biblioteca. Si usted lee un libro electrónico a través de Internet, yo no puedo tenerlo hasta que usted lo devuelva. Y vaya usted a saber, como se suele decir. Y si usted se tarda en devolverlo no hay ningún argumento el perro-se- comió mi-tarea. Se cargará a su tarjeta de crédito de forma automática.

6. Hey, amigo, te olvidaste de lectores de libros electrónicos

La mayoría de nosotros hemos olvidado lo que dijimos sobre el microfilm (“va a reducir las bibliotecas del tamaño de una caja de zapatos”), o cuando se inventó la televisión educativa (“Vamos a tener un número reducido de profesores en el futuro”). Trate de leer un lector de libros electrónicos por más de media hora. Los dolores de cabeza y la fatiga ocular son los mejores resultados. Por otra parte, el costo de los lectores va desde $ 200 a $ 2.000, los más baratos de ser más duro en los ojos. ¿Cambiará esto? Sin duda, pero no va a detener la publicación de libros.

7. ¿No existen ya universidades con menos bibliotecas?

En realidad no. La última universidad estatal de California en Monterey abrió sin un edificio de biblioteca hace unos años. Durante los últimos dos años, ha estado comprando libros por decenas de miles porque – sorpresa, sorpresa – no pudieron encontrar todo lo que necesitaban en Internet. La Universidad Politécnica del Estado de California, sede de la concentración más alta del mundo de ingenieros y expertos en computadoras, exploró la posibilidad de una biblioteca virtual (totalmente electrónica) durante dos años. Su solución fue una biblioteca $ 42 millones tradicional con, por supuesto, un fuerte componente electrónico. En otras palabras, una biblioteca totalmente virtualizada simplemente no se puede hacer. Todavía no, no ahora, no en nuestras vidas.

8. Sin embargo, una biblioteca virtual del Estado lo haría, ¿verdad?

Hacer que, ¿ la quiebra del Estado? Sí lo haría. El costo de tener todo digitalizado es increíblemente alto, costando decenas de millones de dólares sólo en versiones de derechos de autor. Y esta compra sólo una biblioteca virtual en una universidad. Questia Media,, gastó $ 125 millones en digitalizar 50.000 libros publicados (pero no para las bibliotecas!). A este ritmo, para digitalizar una biblioteca de tamaño medio de 400.000 volúmenes costaría apenas $ 1 mil millones! Luego hay que asegurarse de que los estudiantes tengan un acceso equitativo en todas partes donde lo necesiten, cuando lo necesitan. Por último, ¿qué hacer con las fuentes primarias raras y valiosas, una vez que se digitalizan?¿Tirarlas a la basura? Y espere que la energía nunca, nunca se acabé. Claro, los estudiantes todavía pueden leer a la luz de las velas, pero ¿que van a estar leyendo?

9. El Internet: una milla de ancho, una pulgada (o menos) de profundidad

Mirando hacia el abismo del Internet es como tener vértigo frente al abismo. Pero el abismo tiene que ver no sólo con lo que está allí, sino también con lo que no está. No mucho en el Internet tiene más de 15 años de edad. Los vendedores que ofrecen acceso a revistas agregan rutinariamente un nuevo año, mientras que dejan caer uno anterior. El acceso al material más viejo es muy caro. Será útil, en los próximos años, para los estudiantes conocer (y tener acceso a) algo más que los materiales académicos escrito en los últimos 10 a 15 años.

10. El  Internet es omnipresente, pero los libros son portátiles

En una encuesta reciente de los que compran libros electrónicos, más del 80% dijo que les gusta comprar los libros de papel en Internet, no leer en el web. Tenemos cerca de 1.000 años de lecturas impresas en nuestro torrente sanguíneo y no es probable que eso cambie. Por supuesto, habrá cambios en la entrega de materiales electrónicos ahora, y esos cambios, la mayoría de ellos de todos modos, serán benéficos. Pero la humanidad, siendo lo que es, siempre deseara acurrucarse con un buen libro y no con un ordenador portátil, al menos no en un futuro previsible.
El web es grande; pero un cuestionable sustituto de una biblioteca. Es una loca idolatría más que una herramienta. Las bibliotecas son íconos de nuestro intelecto y cultura, tótems a la totalidad del conocimiento. Si las hacemos obsoletas, hemos firmado la sentencia de muerte de nuestra conciencia colectiva y nacional, por no hablar de la sentencia de tirar a la basura lo que queda de nuestra cultura et historia. Nadie sabe mejor que los bibliotecarios lo mucho que cuesta realizar una biblioteca. Siempre estamos buscando maneras de reducir gastos sin disminuir los servicios. El Internet es maravilloso, pero la reivindicación, como algunos ya lo hacen, que se trata de hacer las bibliotecas obsoletas es tan tonto como los zapatos que dicen hacer los pies innecesarios.

Por Mark Y. Herring para la revista American Libraries. Artículo publicado en Enero 2010

Traducción del inglés por Alejandro Labonne

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

Propulsé par WordPress.com.

Retour en haut ↑

%d blogueurs aiment cette page :